Soy una soñadora que sabe aceptar la realidad...Que le gusta viajar sin rumbo y perderse entre lo desconocido. Imaginarse un mundo que solo ella se puede imaginar.

jueves, 13 de octubre de 2011

Subió unas largas escaleras, se imaginaba que esas escaleras eran su vida. Quería llegar a la cima, junto a su oso de peluche subía alejando la vista hacia el horizonte. Cuando echaba la vista atrás veía recuerdos recientes pero a la vez lejanos. Se veía a si misma en la cuna abrazada al peluche que llevaba en la mano. Intentaba llegar a la cima para ver lo que le esperaba.

Eran unas escaleras interminables, al fin lo vio, vio una oscura niebla y un rayo de luz iluminando una parte. Carla, la pequeña Carla junto a su peluche corrió queriendo tocarlo pero en cuanto se situó debajo del deslumbrante rayo, se arrepintió de todo. Se arrepintió de haber subido esas escaleras interminables, las escaleras de su vida, que habían acabado con ella...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada