Soy una soñadora que sabe aceptar la realidad...Que le gusta viajar sin rumbo y perderse entre lo desconocido. Imaginarse un mundo que solo ella se puede imaginar.

martes, 1 de noviembre de 2011

-Quiéreme cuando menos me lo merezca, pues será cuando más lo necesite… 


-La pequeña niña con su largo y pelirrojo cabello y su pequeño y suave peluche se adentraba en la profunda oscuridad de las largas escaleras… Cuanto más subía más curiosidad y a la vez más miedo tenía… Aquellas escaleras se le hacían eternas cada vez agarraba con más fuerza a su peluche mientras que deslizaba su suave y cálida mano por la dorada verja. Miró hacia arriba y vio que las largas escaleras de caracol nunca acababan. La huérfana niña se subió a la verja y se dejó caer hacia abajo…
                    Marina Álvarez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada